cuidar tus pies para el dia de la fiestaConsejos rápidos:
 
Cuando llegues a casa descalzate, sacate las medias si tenes y caminá descalza sobre un piso, preferentemente de baldosas (por que es más fresco). Apoyá todo el pie, exagerando el movimiento, tratando de movilizar todos los huesos. Esto aliviará la tensión y refrescará sobre todo la planta, que es la que más sufre.
 
Si te duchas, aprovechá para pasar una piedra pómez en las durezas y en los bordes de los dedos "gordos".
 
Una vez que salgas de la ducha, secá tus pies, así como siempre te dijo tu mamá, pasando bien la toalla entre los dedos, para prevenir que se aloje cualquier tipo de microorganismo molesto.
 
Sentate en algún lugar cómodo y encremá los pies. Si la crema está formulada para los pies, es mucho más refrescante, y, aunque te de la sensación de ser muy "pesada", actuará mucho mejor, suavizando y mejorando el aspecto de los pies. Mientras colocas la crema, aprovechá para darte un automasaje, concentrandote en las zonas de más presión: el talón y la linea donde comienzan los dedos. Presioná con tu mano en forma de puño, haciendo fuerza durante 2 o 3 segundos, repitiendo aproximadamente diez veces. Después estirá bien los dedos (¿te acordás de "este encontró un huevito, este lo cocinó...."? así, pero sin las cosquillas).
 
Acostate , en lo posible con un almohadón debajo de los pies, para levantar la zona y hacer que la circulación alivie las tensiones.
 
Recordá que en este momento en el mercado existe una variedad infinita de accesorios que ayudan a mejorar el confort en los pies. Las plantillas de siliconas son fantásticas: no se achatan, no se deforman y, como son transparentes, las podés usar con sandalias sin que se noten demasiado
 
 
  Dos veces al mes, la pedicuría casera...
 
Los tacos <